ZONA DE ALUMNOS

El CANTO DE LAS BALLENAS

Tenemos pocas referencias en cuanto a lo que implica una vida vivida desde el corazón.
Como en su día me comentó Gastby, mi perro y maestro, “La especie humana es una especie nueva que está en estos momentos floreciendo” y por florecer me enseñaba una flor de loto abriéndose en el corazón de algunas personas, me ponía ejemplo entre los que me encontraba yo misma y también algunos amigos que, si me hubieran preguntado, yo no habría escogido entre los que yo pudiera considerar tenían el corazón más abierto.
Pero con el tiempo y mi propia experiencia fui entendiendo. Escuché le MENSAJE DE LOS GORRIONES y comencé a entender… Vivir desde el corazón tiene poco que ver con ir siempre sonriendo y quedar como el bueno de la película.
Tiene poco que ver con la emocionalidad, incluso con las muestras típicas de cariño que a menudo representan más lo que la mente entiende por una expresión de amor que con la verdadera expresión de lo que nuestro corazón guarda.
El corazón de los miembros de nuestra especie está cerrado como un capullo de flor de loto, incluso el de nuestros niños se cierra con rapidéz para protegerse de un mundo y una forma de vivir que no está pensada para corazones abiertos. Donde un corazón abierto se confunde con locura y en ocasiones incluso nos resulta agresivo.
Sin embargo estamos ya en el momento que me anunció Gastby y algo más adelante las ballenas jorobadas, desde la costa brasileña me explicaron en profundidad:

“Llegó el momento en que los corazones de más y más humanos empiezan a abrirse, para algunos llegará primero como una elección y poco a poco esa elección se irá transformando en un camino claro que su alma dibujará para ellos.
Otros, que no observaron las señales a tiempo,  lo vivirán como un tsunami que los pondrá de cara a ese camino, diseñado por su propio alma, para atravesar estos tiempos de florecimiento y caos.
Es un proceso largo siempre, lleno muertes y renacimientos, de saltos al vacío, incluso batallas hasta que aprendes de verdad que los monstruos contra los que luchas están todos en tu propio corazón.
Cada pétalo del loto que se abre es una aventura hacia tu interior, atravesando el miedo y sus múltiples caras y en cada nueva aventura existe el riesgo de ese y otros pétalos ya abiertos se cierren de nuevo…
En el centro de ese loto encontrarás el diamante de tu esencia, un diamante forjado con la intensidad de la luz del Sol Central, un diamante capáz de reflejar la luz que disipa todas tus sombras. Tal es su inmutabilidad y su fuerza.”

Más allá de mi relación esencial con la familia de las ballenas ellas siempre han estado ahí en los momentos más duros, en los más oscuros.

“Sabemos nadar en las profundidades del océano. Nada con nosotras”
Y si, ellas saben internarse en las profundidades y volver a la superficie después igualmente amorosas y en paz, irradiando la luz del diamante que custodian.

Como una madre eterna las ballenas suelen aparecer cuando hay una herida profunda que sanar en un corazón que se está abriendo.
Sus cantos hablan de heridas profundas y amor infinito. Aceptar ese amor puede sanar los corazones más sensibles y profundamente dañados.
Aprender como ellas a mantener intacto el Amor que somos más allá de cualquier ofensa, sin permitir la herida es el mejor de sus regalos.
Con sus cantos, con su presencia en tu vida te enseñan a vivir en el momento presente aceptando la vida tal como es y viviendo en plenitud.
Y es que en eso consiste una viva vivida desde un corazón abierto en aceptarse y aceptar, descubriendo la belleza de ser en cada instante… Presencia sostenida en la alegría de esta vivo.

Ballenas y delfines cuidan de este blog constantemente. Fue a través de ellos que recibí el encargo de este proyecto y desde entonces han acompañado su camino y los caminos de otros que desde él se han abierto, desde otras flores de loto que comenzaron a florecer.
De las ballenas recibí mi primer mensaje y sé ya que también será el último “Lo único que importa es el Amor”. Si, sé desde entonces que en recorrer esa frase, en imitar su canto, consistirá mi vida.
La gratitud está en todo cuando te fundes en el Amor de la existencia.
Mi propuesta: Permitir que el loto de nuestro corazón se abra es el mayor regalo que podemos brindar al mundo, el mayor regalo para aquellos de pasaron por nuestras vidas. Custodiarlo y dejar que la propia existencia lo convierta en diamante la labor del guerrero que estamos llamados a ser. Pero duele…
Por eso, te propongo que te dejes sanar por el canto de estas maravillosas criaturas… mecer en el océano que encarnan. No existe la herida que ellas no sepan sanar.
Y cuanto más se ilumina el planeta más y más profundo sanan la herida…
Puedes profundizar un poco más en la faceta más científica de este tema AQUI
Mark Fisher, ingeniero desarrollador de un software que transforma el sonido en imagen, ha conseguido pasar a imagen los cantos de las ballenas, el resultado, maravillosos mandalas holofónicos cómo este mandalaballenayubarta
Puedes ver más de estos mandalas  AQUI
¿La frecuencia del Amor?

http://pijamasurf.com/2010/12/las-ballenas-cantan-a-la-misma-longitud-de-onda-que-los-neutrinos-de-las-estrellas/

© Mariví Simona (www.entrespecies.com)
El derecho de autor se basa en la idea de un derecho personal del autor, fundado en una forma de identidad entre el autor y su creación. El derecho moral está constituido como emanación de la persona del autor: reconoce que la obra es expresión de la persona del autor y así se le protege.

2 Comentarios

  1. Thais 20 mayo, 2021 at 1:40 pm - Reply

    💓💓💓

  2. Gloria 21 mayo, 2021 at 8:07 pm - Reply

    Preciosa tu reflexión. Siempre me ha encantado escuchar el canto de las ballenas. Me sacude por dentro y a la vez es hipnotizador.

Deja tu comentario