ZONA DE ALUMNOS

RECORDANDO A GASTBY

“Cuando quieras conocer a alguien o a algo respétalo y deja que ese respeto se vaya convirtiendo en conocimiento”

Todavía me fascina la cantidad de amor y sabiduría contenidas en este mensaje que Gastby me dió un buen día sin yo siquiera saber a cuento de qué me lo daba.
Gracias a este consejo he tirado muchos muros que aprisionaban mi corazón y mi alma.
Descubrí que Gastby me había también enseñado a entender el Respeto como una mezcla equilibrada entre tolerancia, interés y cariño, ese cariño que él sabía poner a cada instante como una guinda en un pastel.
Le recordé de cachorrito, en el momento en que me lo pusieron en brazos, sin saber quien era yo ni a donde lo llevaba, sin saber en ningún momento que podría pasar con él al momento siguiente, temblando y, sin embargo, optando por el cariño, da igual lo peliagudo de la situación, como si pensara, “Si lo acepto y le pongo Amor seguro todo irá bien”.
Gastby siempre me Respetó y me enseñó a hacerlo a mi misma. Ahora me tolero con cariño, porque sé como hacerlo de tanto verle hacerlo a él y soy capáz de hacerlo con los demás con alegría porque al hacerlo, entre otras cosas, siento a Gastby dentro de mi y sé que él llegó para quedarse siempre, en mi corazón.
Con alegre y profundo Respeto, CREA VIDA.

 

© Mariví Simona (www.entrespecies.com)
El derecho de autor se basa en la idea de un derecho personal del autor, fundado en una forma de identidad entre el autor y su creación. El derecho moral está constituido como emanación de la persona del autor: reconoce que la obra es expresión de la persona del autor y así se le protege.

Deja tu comentario