ZONA DE ALUMNOS

MENSAJE DE UNA GUERRERA ARCOIRIS

“Cuidado con lo que deseas no sea que se te cumpla” Hace pocas semanas escuché a un oráculo avisar así a alguien de lo que se le venía encima. La persona en cuestión creo que aún está celebrando lo que va creando desde entonces, sin preocuparse mucho de observar desde donde le nace mientras la pelota crece y crece avanzando hacia el precipicio…
¿Qué significa que la vida sea compasiva contigo? ¿Que te dore la píldora o que te ponga frente a ti y tu realidad, tu luz y tu sombra una y otra vez hasta que te des cuenta que solo te habla de cómo puedes cambiar y mejorar, que solo te pone oportunidades de verte y crecer, oportunidades para demostrar lo que aprendiste con valentía y gratitud y volver a mirarte para seguir creciendo… y que siempre, todo, lo hace con y por AMOR del de verdad.
Los maestros más inspiradores que conozco cogieron las riendas de su realidad desde la nada más absoluta, donde todo parecía sugerir la elección de doblegarse al miedo y buscar la seguridad por encima de todo, incluso de sí mismos, eligieron la confianza en el misterio de la existencia y seguir la búsqueda de su propio Ser y su guía… y nunca más abandonaron esa actitud.
Unos desde un punto en que todo parecía haberse perdido (Amma, Eckhart Tolle, Neal Donald Walsch… ), otros desde un punto en que todo parecía perfecto y el vacío solo eran capaces de sentirlo ellos en su interior (Buda, Mooji … en fin, los hay para todos los gustos por suerte, mis preferidos no son de nuestra propia especie, son millones, increíblemente valientes e impecables)
Este escrito para agradecerle a la vida que no me deje engañarme como hace tiempo le pedí sin saber bien ni qué pedía… agradecer que desde que le pedí que me enseñara a salir de aquella burbuja claustrofóbica y limitante que milagrosamente llegué a intuir en aquel instante hace tanto tiempo (gracias Gastby) ya no haya dejado de contestarme y contestarme una y otra vez, para ayudarme a llegar más y más allá.
También para agradecerme a mi misma mi voluntad firme de escucharla, comprenderla y crecer con ella.
Me siento bendecida, por la vida, por la Naturaleza que me rodea y me guía y por mi misma, qué regalo. Y cómo ese mismo oráculo del que hablé al empezar a escribir me dijo al despedirse…“No, gracias ya no, eso no es ya nada… la existencia te ama.”
Y si Don Mauro, ahora ya lo veo, lo soy, soy un pedazo de Pachamamita Guerrera 
http://www.youtube.com/watch?v=r1GCxPUntzg

“MUNACUYKI SUMAQTA”

Deja tu comentario