ZONA DE ALUMNOS

Tormentas solares, MENSAJE DE LAS PLANTAS

Durante este último año los mensajes de las plantas llegan con mayor y mayor fuerza a los seres humanos. Sus mensajes, como siempre, son de guía y ayuda. Para ellas somos hermanos, parte de un mismo ser. Su mensaje más recurrente para aquellos que conectan con ellas por primera vez suele ser “Yo soy como tú” y desde ahí nos hablan siempre.
Conectadas como están con el Cosmos y con la Tierra tienen acceso a todo tipo de información. Con su increíble sensibilidad y fascinante capacidad de comunicación saben cómo emitir los mensajes que su receptor necesita en cada momento. Las comunicaciones con el reino vegetal nos llenan siempre de paz y conciencia.
Como digo, en este último año nos han enviado varios mensajes repetidamente y cada vez con mayor fuerza, es mi intención registrarlos aquí para que sirvan a todo aquel que quiera escuchar y dejarse guiar por ellas.
Las tormentas solares que estamos viviendo con mayor fuerza y asiduidad de un tiempo a esta parte son vividas por las plantas como un impulso electromagnético que acelera la frecuencia de su energía y partículas que las componen. Con cada tormenta solar explican, la vibración de los organismos terrestres tiende a subir con fuerza, provocando a veces encontronazos entre las energías que vibran a una nueva y más alta frecuencia y aquellas que mantienen su vibración inmutable.
La Tierra entera está sufriendo este proceso que algunos llaman ascensión. Minerales, aguas, vegetación, animales todos, como parte de ella,  están implicados en este proceso… El ser humano, por su estado de desconexión de los ciclos naturales tiende a quedarse atrás en este cambio, pero puesto que sigue siendo parte del planeta también se está viendo afectado. Y esto es bueno, nos dicen la plantas, pues si no en poco tiempo el ser humano no podría vivir sobre la Tierra pues no aguantaría sus frecuencias.
Sin embargo nuestro fluir con este cambio de frecuencia es lento y a menudo abrupto mientras el cambio global se produce cada vez con mayor rapidéz y fuerza. El ser humano, si quiere sobrevivir, necesita ayuda y la naturaleza, que le sigue considerando parte de si misma, se la ofrece.
Estos son los consejos de las plantas para ayudarnos a conectar con estos cambios de una manera lo más amable y fluida posible:
“Nosotras recogemos las vibraciones solares cada día. Su información se materializa en nuestros cuerpo, hojas, tallos, nuestra sabia, como vuestra sangre cambia a cada instante pues vivimos en la plenitud del momento presente. Comer nuestras hojas y tallos cuando aún están vivos y plenos de energía ayudará a los humanos a registrar la información del sol en sus células, a trasmutar la energía e información del pasado en ellos y a fluir con el cambio que está teniendo lugar en el Planeta.
Comer nuestros tallos y raices también ayudan a las especies animales a recoger esta información e integrarla en sus cuerpos a un nivel interno y profundo.
Cuando los humanos adoptan una dieta basada en el consumo de plantas y frutos crudos  lo primero que ocurre en estos momentos es que sus sistemas digestivos sanan y sanan al mismo tiempo sus emociones bloqueadas y no digeridas. Su cuerpo empieza entonces a desintoxicarse y adquirir una vibración más y más alta, la información de vida prima en sus células y esto se nota a todos los niveles, físico, mental, emocional y espiritual. La capacidad de conexión con la naturaleza de manera constante se reactiva y fortalece mucho más deprisa de lo que podais suponer, sintiendo a todos y cada uno de los seres a su alrededor como un igual, primero a nivel sensaciones, más adelante será una información que forme parte de las creencias con las que expresan y crean su mundo. 
El entendimiento de las leyes Universales se da casi de forma espóntanea, en un proceso y, puesto que nosotras no llegamos a morir si no somos sometidas al fuego o es eliminado todo nuestro agua, se produce entre nosotras y el humano que nos ingirió una alquimia en la que la planta ofrece sus capacidades al nuevo organismo del que forma parte, acercándolo al equilibrio (sanándolo) y en el caso de los humanos les ayudamos a que desarrollen de nuevo sus raíces (energéticas), largo tiempo atrofiadas.
Las raices propias serán de vital importancia en cualquier ser vivo que habite la tierra en los tiempos venideros, ya lo están siendo. Serán la única manera de permanecer centrado y no manipulable. La única manera de reconocerse a sí mismos cuando llegue el tiempo del vacío, solo el cuerpo, si está sanado y libre y la raíz a la Tierra crearán el anclaje necesario para permanecer.”
La información lleva ya largo tiempo ofrecida por las plantas. No se trata de profecías si no del reestablecimeinto del fluir energético del universo en armonía en nuestro planeta, cada cual elige

La información solar también podemos integrarla en nuestras células a través del agua solarizada (expuesta a través de vidrio a la luz solar directa por al menos un par de horas -se conserva solarizada durante aproximadamente las 15 horas siguientes), el resto de propiedades de una dieta crudivegana son un ofrecimiento exclusivo de las plantas.

 

© Mariví Simona (www.entrespecies.com)

El derecho de autor se basa en la idea de un derecho personal del autor, fundado en una forma de identidad entre el autor y su creación. El derecho moral está constituido como emanación de la persona del autor: reconoce que la obra es expresión de la persona del autor y así se le protege.

3 Comentarios

  1. La Bruja Vegana 18 noviembre, 2011 at 1:25 pm - Reply

    Qué hermoso texto, me hace reflexionar muchísimo sobre nuestra querida y despreciada Gran Madre. Gracias por escribirlo

  2. Gabriela 4 mayo, 2017 at 6:25 pm - Reply

    Me encantó Mariví, me haces viajar a su mundo. Mil gracias!

  3. Marina 2 septiembre, 2021 at 2:08 pm - Reply

    Guau! Me ha encantado, que sabiduría más profunda.
    Gracias!!!

Deja tu comentario